Violeta, alumna en Matola (Mozambique): «Soy lo que soy, gracias a vosotros»

Nos llegan buenas noticias y un enorme agradecimiento a Delwende desde Matola (Mozambique).

Cuenta la Hermana Maribel que se ha podido terminar de construir una sala dedicada especialmente a la Costura, para apoyar y  promocionar  a  la mujer. A día de hoy un grupo de jóvenes y madres de los niños del Proyecto Nhellety, reciben formación en esta sala por la mañana y por la tarde.

Las Hermanas tienen un total de 11 niños en régimen interno, mantenidos gracias al apoyo de Delwende. Una de las niñas, Violeta;  nos hace llegar su agradecimiento a través de una carta muy especial y cariñosa.

Carta traducida por la Hermana de la Consolación que nos la ha hecho llegar,

Página1 testimonio Violeta
Página 1 testimonio Violeta
Página3 testimonio Violeta
Página 3 testimonio Violeta
Página2 testimonio Violeta
Página2 testimonio Violeta

 

«En el primero lugar quiero agradecer  lo que vosotros hacéis por mí.

Me llamo Violeta Anastância, tengo 16 años de edad, tengo tres hermanos y yo soy la mayor. Mi madre se llama Anastância y  a mi padre no lo conozco, pero me encantaría conocerlo y darle un abrazo. Yo tengo 16 años y he nacido en Maputo, estoy viviendo en Matola en casa de mi abuela, madre de mi madre. Vivo en casa de mi abuela porque mi madre no tiene casa propia y por eso mis hermanos  también  viven con ella. Empecé las clases con 8 años, pero gracias a Dios todavía no me he quedado en ninguna clase teniendo que repetirla, estoy estudiando muy bien gracias a Jesús. Muchas veces yo no iba a la escuela y me quedaba en casa a jugar y cuando salía de casa me quedaba el camino.

Un día conocí a  una amiga llamada Alaica, Ella iba todos los días  a recibir explicación (refuerzo escolar) en la casa de las Hermanas de la Consolación. Alaica le gustaba mucho de mí y brincábamos(jugábamos) mucho y mucho. Un día ella me invitó a que fuera con ella a la casa de las Hermanas para tener la explicación y yo acepté la invitación pero me corazón no estaba tranquilo pues que solo pensaba en las brincaderas que había dejado en casa, pero con el tiempo he ido aprendiendo mucho con las hermanas de la Consolación. Ellas me han enseñado mucho en  los estudios y he pasado a gustar mucho en verdad, hasta que empecé a ir sola a la explicación y en seguida he aprendido a leer y a escribir el abecedario y otras materias. He aprendido también a bailar canciones de la Iglesia en los días que teníamos Eucaristía en el Proyecto Nhellety y ya cantaba muy bien y después de un año me han nombrado chafe (responsable) de la clase en la explicación.

Pasado un tiempo he acompañado la noticia que un grupo de chicas iban al internato, y esa noticia me ha tocado mucho pero el aquel año no podía ingresar y la Hermana Ama María me ha dicho que al año siguiente iba a ingresar y me quedé muy contenta por saber que allí iba poder estudiar bien y tener muchas amigas de mi clase social. Hoy siento que mi sueño se ha hecho realidad gracias a Dios. He ingresado muy contenta y con mucha salud en el internato, pero después de un tiempo empecé a sentir muchas “saudades” (añoranzas) de mi familia, pero luego me he ido acostumbrado a la nueva familia que allí he tenido. Ahora estoy estudiando el segundo año del enseño de Hotelería e Turismo y me gusta mucho el enseño que estoy haciendo y mi familia me apoya mucho. Yo le pido a Dios a que me ayude a estudiar más para que un día yo sea una empresaria de Hotéis.

Yo agradezco mucho a vosotros que me han ayudado a lograr ingresar en el internato, estoy mismo muy, muy feliz por las cosas que tengo hoy y por lo que me he tornado (hecho). Jamás había antes imaginado que Dios me iba a bendecir. Soy una bendición muy grande. Muchas gracias, muchas gracias del fondo de mi corazón. Cuando yo concluir mi formación y tener un trabajo en mis manos, voy también  ayudar los más necesitados y ayudar a mi familia y mis hermanos pequeños.

Gracias del fondo de mi corazón. Soy lo que soy gracias a vosotros.» Violeta Anastância.  (Mensaje traducido)

 

 

http://delwende.es/proyectos/proyecto-nhelety-estrellas-del-manana-en-matola-mozambique/