Ecuador necesita “que llegue la ayuda a los que realmente necesitan y no se quede en el camino”

Hace ya un mes de los terremotos de Ecuador y, aunque parezca que ya pasó todo, no hay nada más lejos de la realidad. Una vez pasado el horror inicial, en el que a todos se nos encogió el corazón, llega lo complicado. Ahora tenemos que luchar porque lo ocurrido no caiga en el olvido, ya que los afectados por esta barbarie nos necesitan. Así nos lo hace ver la Hermana Laura Isabel, que desde Quito nos manda este testimonio: “El día lunes 18 de abril desde nuestro pequeño hogar taller iniciamos la campaña de sensibilización con los niños y padres y la verdad que ellos también desde su pobreza aportaron víveres que es lo que más necesitan nuestros hermanos; la parroquia a la que pertenecemos no es muy dinámica pero nosotras por nuestro lado hicimos uniéndonos a la Sra Susana Tutín, LC y a su familia pudimos recoger víveres; ella junto a su familia fueron la semana pasada a un lugar muy apartado donde aún nadie se había acercado, me dijo que era hacia el campo muy adentro, y allí repartieron lo que se recogió. Ayer la Sra. Susana me dejó un pequeño informe y me comentaba además con lágrimas en sus ojos que aquella gente le pidió que regresaran y que no se olviden de ellos, por lo que seguiremos en la campaña de ir recogiendo víveres porque ella piensa regresar en Agosto. Quizá te preguntarás por qué hicimos así la gestión y no fuimos a otra institución; simplemente porque la misma gente denunció que a algunos sectores afectados y alejados de las ciudades afectadas no llegaba la ayuda y por eso la Sra. Susana fue personalmente a entregar porque el deseo de todos es que llegue la ayuda a los que realmente necesitan y no se quede en el camino”.

Desde Delwende seguiremos trabajando y luchando para que las injusticias sociales desaparezcan. Con vuestro apoyo y la inmejorable labor de las Hermanas de la Consolación, lo conseguiremos.

 

 

U305552