Testimonios desde el albergue de Eslovaquia

Desde la casa de acogida para mujeres transeúntes de Zilina, en el noroeste de Eslovaquia, nos llegan algunos mensajes de agradecimiento a la ONGD Delwende y, por lo tanto, a todos los socios y voluntarios que participan de Delwende para que este proyecto (como otros muchos) siga funcionando y colaborando con tanta gente.

IMGP0051

«Hace algunos años, cuando trabajaba a media jornada encontré en el autobús urbano a una religiosa eslovaca con un habito gris que era para mí desconocido. Le pregunté y me dijo que su fundadora era española y que aquí se dedicaban a cuidar a la gente de la calle en situación de crisis. Hasta entonces no sabía que junto con ellas iba a trabajar o a cooperar en la obra de Dios. Estoy muy feliz de encontrar a las hermanas. Han aportado mucho a Zilina. Qué habría sido de Jana, Kvetka, Vlasta,  Svetlana… (podría nombrar a muchas más) sin el albergue.
El número de mujeres y sus problemas cada vez, lamentablemente, sube; lo veo cada día. Por eso le  pido al Señor y a María Rosa Molas mucha salud y fuerza para que se pueda continuar la obra que aqui se realiza
Jolana Mišútová (Voluntaria)

??????????????????????

«De corazón quiero dar las gracias a las hermanas y a la ONGD Delwende de España.
Nosotras, las mujeres que no tenemos dónde vivir y dormimos en el albergue Nuestra Señora Madre de Consolación de Žilina, estamos muy agradecidas de que esto exista gracias a ustedes. Porque cuando tienes solo unas monedas para poder comer, no se puede ni dormir en la pensión más barata, sobretodo cuando no se tiene trabajo, la vida no vale nada. Estamos muy sorprendidas de cómo se comportan con nosotras las hermanas, son muy agradables y respetuosas, y si tenemos un problema de salud se sacrifican para ayudarnos y saben cuidar de nosotras, son  «divinas». Por eso a ellas les pertenece nuestro agradecimiento y respeto
Elena M. (Transeunte de 58 años)

DSC_0174

«Quiero expresar mi admiración y mi agradecimiento a las Hermanas de la Consolación, las cuales llevan adelante el albergue para mujeres sin casa en Zilina. Gracias a las aportaciones que hacen posible el funcionamiento del albergue, cada noche pueden dormir aqui 10 mujeres en un lugar digno. Pueden cenar en paz, tener higiene personal y lavar su ropa. Aqui reciben una cariñosa acogida y palabras de estímulo. Una de nuestras mujeres, una de las más veteranas que viene al albergue, me contó su testimonio y me dijo que antes dormía en los canales, entre las ratas, en medio del frío y la suciedad. Gracias al albergue ahora puede ir siempre con ropa limpia y vivir en condiciones humanas dignas.
Apoyo la idea de contribuir con aportaciones de proyectos y fondos para estos centros de gente sin hogar y sin vínculos sociales, y veo necesario también un aumento de capacidad, si fuera posible
Terezia Kisova (voluntaria)

 

Conoce más sobre el proyecto de Delwende el Zilina (Eslovaquia)